LA MUJER CHINA

NOTA (cnn)

Escrito por mujerchina 13-06-2008 en General. Comentarios (0)

China: Un infierno para la mujer

En 1995 la policía de la provincia de Shanxi, en China, rescató a más de 200 mujeres que habían sido secuestradas y vendidas como "esposas" a campesinos en las zonas rurales. Este tipo de noticias aparece con frecuencia en la prensa china como algo habitual.

CNN+, Javier Costa. Un portavoz del Partido Comunista anunciaba, también en 1995, que más de 10.000 mujeres y niños eran vendidos cada año en la provincia de Sichuan. La mujer es víctima de una sociedad donde el machismo está enraizado desde años ancestrales.

El Partido Comunista ha intentado igualar los derechos del hombre y la mujer pero sin obtener un gran éxito. La mujer china es discriminada en la sociedad y crece en un ambiente en el que escucha comentarios negativos acerca de su papel en la sociedad, sobre su capacidad, su valor... Esto crea en ella una forma de pensar que la hace sentirse incompetente, sumisa y sin valores.

Con el programa de reforma comenzado en 1978, en el que se promueve la igualdad de los sexos, se pretendió elevar el estatus de la mujer, pero los intereses de la mujer en China están condicionados por el éxito o el fracaso de las reformas económicas que están en marcha y en el campo económico la mujer tiene muchas más dificultades que el hombre.

Maltrato doméstico

La mujer china está también sometida a la violencia doméstica, física, mental y sexual, de los hombres. El número de mujeres físicamente maltratadas por sus maridos ha crecido en los últimos años. Para salir al paso de esta ola de violencia, se promulgó una ley para salvaguardar los derechos e intereses de las mujeres, promulgada en 1992.

En 1994, un hombre fue condenado a seis años de cárcel por maltratar a su mujer, sentando lo que puede ser un importantísimo precedente para el futuro.

Cuestionable política demográfica

Para parar al incremento demográfico de China se instauró la político de un solo hijo por familia y sumado a la idea de que no tener un hijo varón es una deshonra para las familias ha provocado que se realicen abortos cuando el feto es de una niña.

Ahora el problema es que la población masculina sobrepasa con creces a la femenina. Hay 28 hombres solteros por cada mujer soltera y el hombre busca otros caminos para encontrar una esposa y la manera más fácil es comprar una.

En las zonas rurales y montañosas, muchas mujeres, normalmente pobres, son seducidas por falsas agencias de contratación de empleos mediante promesas de trabajo bien remunerado en las zonas costeras pero al final acaban como prostitutas o como esposas-esclavas de campesinos.

La comunidad internacional no reacciona ante estas violaciones de los derechos humanos de las mujeres. Y preocupante debería ser que un país en el que suceden tantas aberraciones, en el que se han ejecutado a 1.781 personas en los últimos tres meses, que es uno de los mayores traficantes de armas del mundo sea uno de los cinco miembros permanentes de las Naciones Unidas.

Nota (internet)

Escrito por mujerchina 13-06-2008 en General. Comentarios (1)

NOTA
 
China: Desequilibrio poblacional mujer-hombre, según censo reciente

 


(Mujereshoy) Casarse y constituir una familia, tener una novia o simplemente una amiga íntima con quien pasar ratos agradables, podría convertirse en algo muy difícil o imposible para muchos hombres en China en unos pocos años.

El asunto es consecuencia de la desproporción demográfica actual entre mujeres y hombres ya que, de acuerdo con el Censo de Población del año 2000, dado a conocer en julio pasado, en esa nación viven 120 hombres por cada 100 mujeres, informa la agencia de noticias multimedia Cimac.

Es decir, la relación entre ambos sexos se amplió en 8.5 puntos en comparación con los resultados del censo anterior, efectuado en 1990.

Se afirma que en el grupo de los niños de hasta nueve años de edad, los varones son 12.7 millones más que las mujeres.

Expertos en demografía encendieron las alarmas y advirtieron que si la desproporción sexual sigue sin ser resuelta, dentro de algo más de una década el 20 por ciento de los varones chinos probablemente no encuentre pareja en la adolescencia o cuando arribe a la mayoría de edad.

Además, el aumento en el número de hombres solteros, ya de por sí un problema, incrementaría fenómenos como las relaciones sexuales extramaritales, los divorcios y algo mucho más peligroso, la trata de personas, según esos expertos.

Con alrededor de mil 300 millones de habitantes, China es el país más poblado del mundo, pero su población podría sumar otros 300 millones de no haberse comenzado a aplicar, hace casi tres décadas, una rigurosa política de planificación familiar.

Aplicada a partir de directivas y normas dictadas por el gobierno central durante muchos años, la política de planificación familiar quedó establecida de manera uniforme y válida para todo el país en una ley aprobada en septiembre del 2002.

Compuesta por siete capítulos y 47 artículos, esa ley reitera el principio de “un matrimonio, un hijo”, concede un tratamiento preferencial a las parejas que lo cumplen y penaliza por diversas vías a las que tienen más de un infante.

El objetivo es frenar el crecimiento desmesurado de la población y lograr una evolución demográfica acorde con el desarrollo social y económico de un país que, pese a todo, contará en el 2050 con alrededor de mil 600 millones de habitantes.

Además de la desproporción sexual en los nacimientos, la política de un hijo único ha provocado algunos problemas colaterales también importantes.

Entre otros, el hijo único, con independencia de su sexo, se ha convertido en una especie privilegiada en la sociedad china actual, en un ser “precioso” al que se le complace en todos sus caprichos, con las inevitables consecuencias negativas en la formación de su carácter y en su conducta social.

¿Por qué la desproporción sexual?

Los expertos demógrafos coinciden en que en un universo humano cualquiera, la proporción de nacimientos de hombres y mujeres tiende a ser similar, quizá con cierta ventaja a favor de las niñas, que en ocasiones tienden a superar a los niños.

Sin embargo, en China no ha ocurrido así y a juicio de los especialistas eso obedece a diversas causas, algunas de ellas vinculadas con creencias y conceptos muy arraigados en la cultura y en la concepción del mundo de este pueblo milenario.

Aparte de las diferencias de oportunidades entre hombres y mujeres y de algunas prácticas discriminatorias hacia ellas aún vigentes, para muchos chinos los hijos varones son los continuadores del linaje ancestral y asumen la responsabilidad de apoyar y cuidar a los padres en la vejez.

En el campo, donde viven dos terceras partes de la población, los hijos varones son indispensables a la hora del relevo generacional en las labores agrícolas y, en muchísimos casos, constituyen una fuerza laboral insustituible en el esfuerzo cotidiano por ganar el sustento familiar.

Esto hace que entre las familias campesinas se desee, por sobre todas las cosas, tener hijos varones como medio de conseguir una vida económicamente más holgada, y perdure cierto rechazo a las niñas, que sólo "traen gastos suplementarios sin posibilidad de retribución".

Dichos conceptos están tan arraigados en ciertas zonas que en familias muy pobres y atrasadas culturalmente optan por abandonar o sacrificar al recién nacido si es niña y buscan al varón con un nuevo embarazo, debido a que sólo se les permite tener un hijo, afirman expertos en la materia.

Aunque esta práctica está en proceso de extinción, se sustituye con otra más acorde con los adelantos de la técnica. En la medida en que China ha ganado en desarrollo, el sistema sanitario del país se ha ampliado y modernizado, y dispone actualmente de un rico arsenal de equipos modernos, de la más avanzada tecnología, para diagnósticos clínicos y tratamiento médico.

Sin embargo, China es probablemente uno de los pocos países del mundo donde, contando con las posibilidades técnicas de hacerlo, se prohíbe a los padres y madres conocer con antelación al nacimiento el sexo del futuro hijo.

Esa medida ha sido dictada por las autoridades sanitarias para evitar que los propios padres provoquen abortos, al saber que la criatura que esperan es de sexo femenino.

Salvar a las niñas

Ante esta compleja situación, las autoridades chinas están aplicando un vasto programa destinado a preservar a las niñas, que persigue objetivos mucho más amplios que el simple equilibrio demográfico entre los sexos.

Promovido por la Comisión Estatal de Población y Planificación Familiar (CEPPF), el programa sigue el principio de que la eliminación de la discriminación sexual debe comenzar desde la gestación y los esfuerzos por la igualdad entre hombres y mujeres deben iniciarse desde la niñez.

En ese sentido, desde el año pasado se extienden por ciudades, poblaciones y aldeas de gran parte del país las “acciones para ocuparse de las niñas”, en las que participan los gobiernos locales, organizaciones sociales y otros sectores de la población.

El programa incluye, además de una ingente labor educativa, importantes gratificaciones económicas a las familias que, teniendo una hija, se acogen a la planificación familiar.

También se gratifica con diferentes sumas a los padres y madres que envían a la hija a la escuela secundaria o a centros de educación superior.

Al mismo tiempo, las autoridades han reforzado las medidas contra los intentos de detectar el sexo del feto en el vientre de la madre cuando no se trate de hacerlo con objetivos terapéuticos, así como contra las interrupciones de embarazos por elección sexual.

También se reprimen con fuerza el abandono y sacrificio de recién nacidas niñas.

Todo esto, entre otras numerosas medidas aplicadas a nivel nacional, debe conducir en el futuro a un mayor equilibrio demográfico entre los sexos y, además, a superar de manera sustancial las prácticas discriminatorias que aún subsisten.


Fuente: Cimacnoticias.com (Alfredo G. Pierrot, corresponsal de Prensa Latina).

LOS PIES DE LA MUJER CHINA

Escrito por mujerchina 06-06-2008 en General. Comentarios (10)

http://mujerchina.blogspot.es/img/fotodelospiesdelamujerchina.jpg

 

Siempre habíamos escuchado que los pies pequeños en las mujeres asiáticas eran considerados como una belleza; tanto así que hasta se los deformaban desde el momento de nacer. Hemos leído que esta práctica es muy común entre las geishas… ¡pero nunca habíamos visto una foto tan horrorosa de esto! Lo que se ve por debajo del pie son los otros 4 dedos, que se los quebraron y se los doblaron debajo del pie para que este fuera lo más pequeño…

La práctica, conocida también como "pies de loto", comenzó durante la dinastía Tang (siglos VI al IX) y, pese al gran dolor que producía en las mujeres, se llevó a cabo durante siglos en todo el país, especialmente entre las clases altas de la región norteña. Los pies extremadamente pequeños eran considerados bellos, según la estética china de aquella época. La práctica hacía que en muchos casos las mujeres tuvieran graves problemas para caminar, o que incluso quedaran inválidas.

Afortunadamente, es ya muy raro encontrar a personas que tengan los pies así ya que esta práctica fue prohibida en 1911.

 

 http://mujerchina.blogspot.es/img/piesdelamujerchinaIII.jpg

 

“El pie de loto” (obra de arte y objeto de deseo) era considerada la parte más erótica de la mujer. Incluso, dice un dicho chino: “Una cara bonita es un regalo del cielo, un par de pies bonitos, es trabajo mío”.
¡Y vaya si no era un trabajo duro!. Éste empezaba cuando la niña tenía entre 5 o 6 años, con la ayuda de sus madres y siempre que éstas tuvieran los medios para dejar de contar con la ayuda de su hija en el campo. Sin embargo, aun más que un trabajo, era considerado un ritual. El momento justo para la iniciación de la menor era revelado tras una consulta astrológica, ofreciendo a los dioses, en el día elegido, pasteles de arroz para asegurarse que éstos permitirian a su hija tener los pies tan suaves, como los mismos pasteles de arroz.
Luego de la ofrenda, madre e hija en la intimidad de la habitación remojaban por algunas horas los pies de la niña en agua con algunas hierbas. Luego la madre procedía a cortarle las uñas de los pies a su hija y le hacía un masaje en los mismos que provocaba que los cuatro dedos más pequeños de ambos pies se rompieran. Por último se vendaban los pies con seda o algodón empapados en algún líquido, de tal forma que los dedos rotos quedaran apretados contra el talón y la única parte en contacto con el suelo era el talón y el dedo gordo. La hija sentirá un dolor insoportable hasta que el nervio se moría y se dejaba de sentir cualquier tipo de dolor.
En 1911 fue prohibida esta tradición milenaria por el gobierno comunista chino, pero la principal razón para su extinción fue la influencia extranjera.

 

http://mujerchina.blogspot.es/img/piesdelamujerchinaII.jpg  

PROSTITUCION EN CHINA

Escrito por mujerchina 06-06-2008 en General. Comentarios (1)

La Prostitución en la República Popular China es un fenómeno que, a diferencia de otros estados, ha sufrido una serie de cambios tanto en su dimensión como en su regulación legal. Desde que se abolieron los controles sociales a principios de los años 80, la prostitución en China continental no sólo se ha vuelto más visible, sino que se puede encontrar tanto en zonas urbanas como rurales. Pese a los esfuerzos del gobierno, la misma se ha convertido en una industria que aglutina a muchas personas y que genera importantes beneficios. A la prostitución se le achaca generalmente una íntima relación con el crimen organizado y  la corrupción.

Las actividades relacionadas con la prostitución en la China continental se caracterizan por ser de varios tipos y precios. Los vendedores de sexo proceden de distintas clases sociales. La mayoría son mujeres, aunque en los últimos años ha habido un repunte de la prostitución masculina. Los locales donde se ejerce la prostitución suelen ser hoteles, karaokes y peluquerías.

Mientras que el gobierno siempre ha sido duro con los organizadores de la prostitución, ha mantenido una posición vacilante con respecto a las prostitutas. En algunos momentos ha considerado la conducta como delito y otras veces como falta. Desde la reaparición de la prostitución en los años 80, las autoridades gubernamentales han intentado encauzarla en primer lugar a través del sistema legal, con la actividad diaria de tribunales y la policía y otras veces a través de campañas policiales de gran intensidad para fomentar la disciplina social. Pese a los intentos de ONGs internacionales y expertos internacionales, no hay una corriente favorable a la legalización del sector del sexo ni en la población ni en el gobierno.

 

 

La policía china ordena las prácticas de prostitución en una jerarquía descendiente de 7 escalones aunque esta clasificación no cubre todas las prácticas que existen.Estos escalones representan la naturaleza heterogénea de la prostitución y las prostitutas.

 

 

Primer escalón - baoernai (包二奶)

Mujeres que actúan como segundas esposas de hombres adinerados y en posiciones influyentes, incluidos los gobernantes y empresarios de la China continental, así como hombres de negocios del extranjeros. Esta práctica se define como prostitución debido a que en su mayor parte las mujeres necesitan a un hombre que les provea de sustento económico en forma de pensión regular. Estas mujeres cohabitan frecuentemente con sus "clientes" y en algunas ocasiones tienen ambición de convertirse en la esposa real.

 

Segundo escalón - baopo (包婆 "señorita de compañía")

Mujeres que acompañan a hombres de clase alta por un tiempo determinado, por ejemplo, durante un viaje de negocios, recibiendo una compensación económica por ello. Los dos primeros escalones han sido objeto de un acalorado debate público debido a que están explícitamente relacionados con la corrupción gubernamental. Muchos comentaristas han sostenido que estas prácticas son una expresión concreta del derecho burgués.[27] La asociación All-China Women's Federation, que es uno de los principales baluartes del movimiento feminista en China, así como grupos de mujeres de Hong Kong y Taiwán, aúnan sus esfuerzos para erradicar esta forma de concubinato, ya que las consideran prácticas que violan la seguridad económica y emocional del contrato marital.[28]

 

 

Tercer escalón - santing ( "tres salas")

Mujeres que llevan a cabo actos sexuales con hombres en karaokes, discotecas, bares, teterías y restaurantes y otros establecimientos. Estas mujeres reciben recompensa económica en forma de propinas así como una comisión por los beneficios obtenidos por el consumo de comidas y bebidas por parte del cliente. De forma eufemística se llama a estas mujeres sanpei xiaojie (三陪小姐: "Mujeres de los tres acompañamientos"). Estas mujeres suelen empezar permitiendo que se les toque el cuerpo para más tarde, si el cliente lo desea, practicar sexo.

 

 

Cuarto escalón - "Chicas del timbre" (咚小姐 "señoritas dingdong")

Mujeres que buscan compradores potenciales de sexo llamando a las habitaciones de un hotel. La práctica común es sólo un contacto sexual, aunque también se ofrecen servicios de toda la noche por los que se paga habitualmente el doble o el triple del precio individual.

 

Quinto escalón - falangmei (发廊妹 "Asistentas de peluquería")

Mujeres que trabajan en lugares que ofrecen servicios sexuales comerciales bajo el sobrenombre de masajes, gimnasio, sauna, barbería, peluquería y termas. Los servicios habituales son la masturbación y el sexo oral.

 

Sexto escalón - jienü (街女 "Chicas callejeras")

Mujeres que se ofrecen a los hombres en las calles.

 

Séptimo escalón - xiagongpeng (下工棚 "prostitutas de chabolas")

Mujeres que venden sexo a trabajadores de barrios bajos o zonas rurales.

Los dos últimos escalones se caracterizan por ser exclusivamente para conseguir dinero u otro tipo de recompensa material. No están relacionados explícitamente con la corrupción del gobierno, ni el nuevo sector de negocios chinos. Las mujeres clasificadas en los dos últimos escalones venden sexo a cambio de pequeñas sumas de dinero, alimentos o refugio.

 

 

 

Políticas

Pese a la regulación legal, el Ministerio de Seguridad Pública suele tratar a las prostitutas como quasi-delincuentes. La policía china realiza controles regulares en los espacios públicos, ayudados muchas veces por asociaciones ciudadanas para perseguir la prostitución. Debido a que las prostitutas de escalones bajos trabajan en la calle son las más fáciles de detener. También es más común que se detenga las prostitutas en vez de a los clientes. La gran mayoría de los detenidos por motivos de prostitución suelen ser puestos en libertad tras el pago de una multa y una fianza.

En respuesta a estas patrullas, los vendedores y compradores de sexo han adoptado una gran variedad de tácticas para evitar las detenciones. La movilidad espacial que permiten los sistemas de comunicación modernos, tales como los móviles y los busca, así como los medios de transporte modernos como los taxis y los coches privados han reducido en gran medida la capacidad de la policía para detener a las personas relacionadas con el mundo de la prostitución.

Junto con las políticas de prevención, que son a largo plazo, se encuentran las campañas policiales periódicas. Estas redadas se complementan con anuncios en los medios sobre la legislación existente en materia de prostitución en todo el país. Además se suelen publicar estadísticas de los arrestos así como de informes de funcionarios explicando lo difícil que será erradicar la prostitución. El uso de estas campañas ha sido fuertemente criticado por estar inspirado en una ideología desacreditada típica de los años 50.

La primera meta de los controles sobre la prostitución de la República Popular China en los años 90 eran los locales de entretenimiento y las hospederías. Estos controles culminaron con las campañas de "golpe duro" de finales de los años 1999 y 2000. Mientras que estas campañas han fracasado en su intento por erradicar la prostitución, sí se han logrado mejoras en cuanto a las circunstancias laborales de las mujeres, especialmente con la abolición de los contratos laborales con fines sexuales y el derecho a no ser sexualmente acosadas en el lugar de trabajo.

La policía china ha demostrado, sin embargo, que es incapaz de erradicar el tipo de prostitución de los escalones más altos. La naturaleza del concubinato y segunda mujer hace que sea la sociedad la encargada de perseguirlo y no una labor policíaca. Debido a los cambios sociales, la policía china está profesionalmente obligada a no entrometerse en las relaciones de las personas de una forma coercitiva. Las fuerzas de seguridad varían en su forma de acercarse al sujeto dependiendo de la zona donde se encuentre. En algunas áreas, los "centros de masajes" de las calles principales se suelen dejar impunes aún sabiendo que en ellos se practica la prostitución.

ADOPCION EN CHINA

Escrito por mujerchina 26-05-2008 en General. Comentarios (1)

Un fenómeno que crece: la adopción de niñas en CHINA

http://mujerchina.blogspot.es/img/embarachino.jpg 

Un grupo de trece países firmó acuerdos de adopción con la República Popular China, entre los que España se encuentra tercero en la adopción de niñas después de Estados Unidos y Canadá. Hace sólo cinco años eran pocos los niños de origen chino adoptados por padres españoles, ahora hay más de dos mil registrados como ciudadanos españoles, y el número se multiplica cada mes. Es un fenómeno social que cuenta con un gran soporte en Internet, a través de las páginas de algunas entidades, entre las que destaca AFAC (Asociación de Familias Adoptantes en China).

Hace miles de años la sociedad china era matriarcal, las mujeres tenían un papel preponderante en la vida familiar y social. Luego, poco a poco los hombres fueron tomando el poder y la mujer acabó por estar supeditada a éste. Durante algunas épocas la mujer tuvo cierta libertad, pero otras veces estuvo fuertemente oprimida. La situación de la mujer se transformó en 1949, luego de la victoria de la Revolución Comunista, cuando pasaron ante la ley a ser iguales a los hombres. Pero el peso de tantos siglos de civilización machista no pudo desaparecer de un día para otro.

El problema de las niñas chinas abandonadas surgió cuando el gobierno puso énfasis en la política de control de natalidad. Muchos campesinos consideraban (y consideran) a la mujer como mano de obra desperdiciada, ya que luego de casarse se iba a vivir a la casa del marido. Es por ello que algunos abandonan a las niñas tenidas en el primer nacimiento, con la esperanza de conseguir un varón en posteriores embarazos.

Es así como durante los últimos años numerosas parejas de España y otros países han viajado a China a adoptar niñas; convirtiéndose el fenómeno de la adopción internacional en un fenómeno reciente, de gran importancia en España. La adopción es aceptada como una forma de protección de la infancia. "Todo niño tiene derecho a crecer en una familia, y a conservar los vínculos con sus orígenes (país, lengua, cultura, religión). Sólo cuando no es posible la colocación en su propio Estado, la adopción por extranjeros se concibe como un beneficio para el niño", se trata de uno de los derechos de la infancia recogidos en la Convención sobre los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989.

Y para evitar que la adopción sea un fraude para los derechos del niño, como también evitar el tráfico de menores, en 1993 se firmó el Convenio de la Haya, un convenio de cooperación entre países de gran interés para el establecimiento de garantías en los procesos de adopción de niños de origen extranjero, que sujeta la adopción a un control administrativo sobre la idoneidad de los padres y de los hijos adoptivos. Sin embargo, no todos los países tienen firmado este Convenio, y son diferentes los acuerdos que mantienen de forma bilateral los países firmantes para regular los procedimientos de adopción.